¿Un repunte en los casos de COVID-19 en Colombia amenazará las celebraciones de diciembre? | EL UNIVERSAL

Colombia vive actualmente un aumento significativo de casos de COVID-19, lo que ha llevado al gobierno nacional a tomar algunas medidas para contener una posible nueva ola de contagios en el país, la cual aumentaría significativamente considerando la época del año que atraviesa.

Además de llegar a diciembre, cuando las aglomeraciones y reuniones familiares están a la orden del día, también es importante considerar la segunda temporada de lluvias en Colombia, que aumenta la probabilidad de enfermedades respiratorias como influenza, virus sincitial y adenovirus, que afectan principalmente a los niños. .

(Lea aquí: COVID va en aumento en el país: 3,252 reportados en una semana)

Los 3.252 nuevos casos registrados en el último informe del Ministerio de Salud para el período comprendido entre el 25 de noviembre y el 1 de diciembre provocaron una renovada alarma ya que, teniendo en cuenta un aumento de casi el 40% de los contagios, esto representa un aumento de más de 1.000 casos en comparación con el Período del 18 al 24 de noviembre.

El Instituto Nacional de Salud (INS) ya había advertido sobre la probabilidad de este nuevo pico luego de que a fines de octubre se anunciara la aparición de una nueva variante de la enfermedad. Se trata de BQ.1 y BQ.1.1, conocidos como “Perro del Infierno”, los que han mostrado mayor resistencia a las vacunas y suponen el 36,4% del total de casos.

“Hacia la primera semana de diciembre se espera que tengamos el mayor aumento de casos. Si bien este nuevo pico respiratorio, en el que circulamos la nueva variante BQ.1 junto con los demás virus respiratorios estacionales, representa una mayor probabilidad de infectarse, los riesgos de enfermarse gravemente, ser hospitalizado y morir son menores”.

Así lo explicó el director del INS, Giovanny García, quien también pidió que se mantengan y refuercen hábitos como el lavado de manos, la ventilación de las habitaciones y el uso de cubrebocas en espacios cerrados y con mucha aglomeración, como en el transporte público para ejemplo.

En la misma línea, el Ministerio de Salud se pronunció este viernes a través de la jefa de cartera, Carolina Corcho, quien indicó que el uso de cubrebocas sigue siendo obligatorio en tres escenarios: transporte público, servicios médicos y residencias de ancianos, y esto no descartó destaca que se recurre al uso obligatorio de este elemento de seguridad, aunque es sólo una sugerencia.

“Esta es una propuesta que se está considerando. Cuando ocurra, se aplicará a mayores de 2 años en espacios abiertos y cerrados con aglomeraciones, además de los tres lugares donde hasta ahora ha sido obligatorio su uso”, dijo el titular del departamento, quien explicó que la propuesta fue aprobado en el Consejo Técnico fechado convocado por el Ministerio.

(Lea aquí: “Se está analizando”: Minsalud explica sobre la obligatoriedad del uso de mascarillas)

Algunos epidemiólogos no consideran necesario el uso obligatorio de mascarillas, pero consideran razonable que el Ministerio de Salud tome estas medidas en nombre del gobierno nacional, ya que es la máxima autoridad responsable de vigilar y actuar en materia de salud pública. problemas.

Carlos Guerrero, médico y coordinador del Laboratorio de Virología Molecular de la Universidad Nacional, señaló que desde su punto de vista, como experto en la materia, no considera necesario el uso obligatorio del cubrebocas: “Estoy No en contra, pues, porque ni quitará ni pondrá”, ya que es algo necesario que tienen que hacer las autoridades sanitarias.

Para Guerrero, dados los incrementos registrados en las últimas semanas, esta medida es más una tranquilidad para la sociedad, ya que los síntomas que se están presentando actualmente son muy leves y dado el comportamiento del virus no representa un riesgo a futuro. es más contagioso y menos mortal.

“Los virus respiratorios se caracterizan porque una persona estornuda y deja un virus flotando y alguien pasa e inhala el virus y ya está contaminado, ese proceso lo tiene que vivir el Covid, o sea, cuanto más tiempo pasa, más Se adapta fácilmente la población colombiana asume que se requieren menos partículas para infectarse y se infecta más fácilmente, pero poco a poco va perdiendo agresividad”.

Para Lina Triana, expresidenta de la Asociación Científica Colombiana, esto debe convertirse en un tema cultural, más allá de la reimposición de la máscara, como está ocurriendo en otros países. Además, debe existir una razón importante que justifique la reimposición de una medida, ya que el mero aumento de casos no lo justifica.

“No solo el aumento de casos, creo que eso no es suficiente, hay que ver cómo están ocupados los hospitales y qué tan graves son estos pacientes. Cuando vemos que aumenta el número de pacientes, pero no gravemente, es como cuando viene la ola del dengue, pero no por eso paramos ni tomamos medidas drásticas”, dijo Triana.

Sin embargo, Carlos Álvarez, médico infectólogo, docente de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional y coordinador nacional de estudios sobre la COVID-19, señaló que “la pandemia que inició en 2020 no ha terminado y hay que seguir manteniéndose”. el cuidado, que la población ha descuidado”.

El experto afirmó que “si bien esta subvariante no representa un alto riesgo en el país por el momento, las recomendaciones y medidas como el uso de cubrebocas en espacios concurridos, el lavado de manos y el distanciamiento siguen siendo una buena estrategia para contener el virus”.

Además, enfatizó que “es muy importante que las personas que no hayan sido vacunadas o que no hayan recibido los refuerzos correspondientes lo hagan, ya que es la mejor forma de atacar al virus y sus variantes”.

Hace unos días, el subdirector de Enfermedades Transmisibles del Ministerio de Salud y Protección Social, Iván Mauricio Cárdenas, anunció que Colombia tenía disponibles casi 12 millones de vacunas para enfrentar el COVID-19, y subrayó que esto no superaba las seis. pasan los meses entre la aplicación de un refuerzo y el siguiente.

“Este es un llamado de atención para que todas las personas mantengan su autosuficiencia y sigan las recomendaciones del Ministerio de Salud para no enfrentar un contagio continuo que ha presentado síntomas intensos como asfixia, cansancio, daño cardíaco y hasta mental. salud”, aseguró el doctor Álvarez.