Tonono y Guedes, dos amigos que cambiaron la historia del fútbol en Canarias

Hablar de Las Palmas es hablar de Guedes y Tonono. Dos pancartas que llevan la batuta del fútbol canario a los más grandes. Antes de que el juego de posesión se llamara tiki-taka, los amarillos disfrutó en el campo con el balón como bandera. Una generación de canteranos isleños ha cumplido su sueño y ha recorrido los campos de la península con el escudo del gremio deportivo.

La muerte de los dos futbolistas sacudió el deporte y la sociedad canaria, pero también sacudió a todo el territorio nacional, a pesar de las distancias del momento. debutantes uno Segunda Divisiónse han hecho un hueco en una Primera División muy competida y con grandes nombres históricos, pero Guedes y Tonono también descansan en el olimpo del fútbol español.

Las tempranas muertes de Guedes en 1971 a los 29 años y de Tonono cuatro años después en 1975 a los 32 años marca un antes y un después en la UD Las Palmas. El equipo amarillo perdió dos árbitros del probablemente mejor equipo canario de la historia en apenas cinco años. Muchos aficionados amarillos recuerdan un segundo y tercer puesto en el primer ranking. Batalla por el título contra Real Madrid y Barcelona de los años 60

El cáncer de colon acabó con Guedes el 9 de marzo de 1971 en el Clínica Santa Catalinay una infección viral con Tonono el 9 de junio de 1975 en el Hospital de Nuestra Señora del Pino.

Juan Guedes, apodado el mariscal bautizado por Antonio Ayala, era asiduo del Viejo Hotel Palace en Las Palmas de Gran Canaria, donde pudo compartir momentos con sus compañeros como espectador tomando una cerveza. Cuando se retiró, su pensamiento nunca se apegó a él, al contrario, quería ser presidente de Las Palmas. Tenía tantas ganas de hacer realidad su idea que elaboró ​​un organigrama de la jornada: Tonono en la dirección deportiva, mientras que la secretaría técnica y las labores de entrenador quedarían a cargo de León y Germán.

silla altaSegún algunos llamados a la cobertura de la ausencia de Guedes por su perfil similar, ha contado muchas veces a los medios locales su anécdota con Guedes. Tal fue la amabilidad de El Mariscal que pagó los bocadillos y bebidas de los jugadores locales, con los que se reunía esporádicamente después de entrenar en un local cercano al Estadio Insular.

Juan Guedes estuvo 11 temporadas en la UD y disputó 282 partidos, marcando 32 goles. Una fecha imborrable para la memoria de todos es abril de 1965, cuando marcó el gol de la victoria de la selección militar española ante Portugal en el abarrotado Estadio Insular. Enfréntate a una leyenda como Eusebio.

Tras la muerte de Guedes, Tonono nació y se educó en el Arucas. Reconocido como un Omega, prestigiosa marca suiza de relojes, por su precisión en el eje central de la cola, fue titular en la selección española. La pareja inseparable de Castillaformó una de las defensas más fuertes que se recuerdan en el equipo isleño.

Tonono se ganó rápidamente hasta el vestuario con su liderazgo Sugirió a la prensa no criticar al juvenil la vez que solo salían con veteranos. Desde la temporada siguiente a su debut ante el Murcia en La Condomina en febrero de 1962, se convirtió en titular indiscutible para cualquier técnico que pasaba por el banquillo insular.

En su haber, tiene 379 juegos en 14 temporadas. Nueve días después de un partido de Copa con el Málaga en la Rosaleda, el 31 de mayo de 1975, Tonono fallecía para sorpresa de todos tras encontrarse mal y ser diagnosticado por los médicos Infección viral que no pudiste superar.

El fútbol canario tuvo que emular a sus referentes en Guedes y Tonono cuando los más pequeños empezaban con el balón. La descendencia promete Dieron sus primeros toques en la playa de Las Canteras o en los pocos arenales de Gran Canaria Semana tras semana vieron a sus modelos a seguir en un estadio isleño que los invitaba a estar cerca de sus ídolos. Un equipo amarillo que tocaba los cielos del panorama nacional y era temido en la península.

Aunque han pasado muchos años, hay una cosa que no ha cambiado. Y da la casualidad que de partido a partido los isleños siguen teniendo a dos de sus estrellas Vista desde el firmamento de su amada Unión Deportiva Las Palmas.