Rodolfo Hernández construyó su éxito político en redes sociales como Tik Tok

El candidato de la Liga de Gobernadores Anticorrupción recibió este domingo cerca de seis millones de votos en la primera vuelta de las elecciones presidenciales de Colombia; resultado que lo catapultó directo a las urnas contra el progresista Gustavo Petro y le allanó el camino a la presidencia. Tras pelear a través de redes sociales como Tik Tok, sin participar en debates ni en grandes plazas públicas, su fórmula ha resultado ganadora en más de un tercio de los departamentos.

5.953.209 votos. Con el preconteo informativo de casi el 99,99%, estos son los votos que respaldan la candidatura de Rodolfo Hernández, el candidato populista de la Liga de Gobernadores Anticorrupción, quien terminó este domingo como segundo candidato presidencial de Colombia en la primera vuelta de las elecciones.

Hernández, más conocido entre sus fieles como “El Ingeniero” o “El viejito de Tik Tok”, ganó este domingo en 13 de los 32 departamentos de Colombia, superando al candidato más cercano al oficialismo, Federico ‘Fico’ Gutiérrez, quien llevó a cabo la elección. segundo lugar en las encuestas hasta la última semana de la campaña, cuando las encuestas se silenciaron y ya no se pudieron publicar.

Entonces la demoscopia ya anunciaba la escalada de Hernández, pero no se podía saber hasta dónde. Hasta ahora.

A pesar de las asociaciones retóricas con figuras populistas como el expresidente estadounidense Donald Trump, el actual presidente brasileño Jair Bolsonaro o su homólogo mexicano Andrés Manuel López Obrador, el magnate antisistema “outsider” se unirá a la votación del 19 de junio en comparación con el candidato del Histórico Pacto, Gustavo Petro, quien ganó la primera noche de elecciones con el 40,3% de los votos.

Una victoria agridulce, pues obtuvo solo alrededor de medio millón de votos más que en la segunda vuelta de las elecciones de 2018, cuando enfrentó al presidente saliente Iván Duque, quien hasta ahora designaría un techo electoral con fechas comprobables.

Celebración y mensaje a través de sus redes sociales

Siguiendo la misma tónica que durante la temporada, Rodolfo Hernández no salió a celebrar con su equipo tras su infame triunfo del domingo.

A diferencia de Petro o Gutiérrez, “El Ingeniero” no viajó a la capital, Bogotá, para seguir los resultados, sino que se quedó en su finca en la norteña ciudad de Bucaramaga, donde fue alcalde entre 2016 y 2019.

El candidato de la Liga de Gobernadores Anticorrupción prefirió dirigirse a los suyos a través de una transmisión en vivo a través de las distintas redes sociales, mecanismo a través del cual también articuló toda su campaña electoral, particularmente en Tik Tok, donde tiene más de medio millón de seguidores. , sino también a través de Facebook, Instagram o Twitter.

Con el conteo avanzado y notando una tendencia que ya lo cimentaba en el segundo lugar, pasó confiado a la segunda vuelta para suplicar el favor de los colombianos para ser elegido presidente dentro de tres semanas.

“Hoy ganó la ciudadanía, hoy ganó Colombia, ahora estamos entrando en el segundo tiempo y estos próximos días serán cruciales para determinar el futuro del país”, comentó mirando a la cámara mientras sus simpatizantes le dedicaban expresiones cariñosas. Mensajes sobre el otras redes dedicadas donde se transmitió la transmisión.

“Soy consciente de las dificultades que se me presentarán cuando asuma la presidencia de la república. No soy ingenuo sobre la resistencia que habrá contra el gobierno que ha decidido acabar con el politicismo y la corrupción, sobre todo de algunos de ellos que se han sentido dueños de este país”, continuó, centrándose en su discurso sobre la corrupción. , uno de los temas que lo llevaron a este destacado puesto.

Reacio a los escenarios convencionales, prefirió las redes sociales para difundir sus consignas de campaña

Hernández, con su mensaje sencillo, directo y alejado de los mantras que la mayoría de los colombianos rechazaron en estas elecciones, se ha mostrado en una posición destacada sobre el resto de los candidatos a la Cámara de Nariño durante los meses y semanas de la campaña electoral. Campaña.

Decidió no participar en los debates de radio y televisión de los principales medios de comunicación; Se abstuvo de realizar grandes reuniones masivas con sus seguidores (en parte porque no tiene la maquinaria para hacerlo) y al mismo tiempo difundió sus consignas anticorrupción, antisistema y antiimpunidad a distancias cortas en las redes sociales, frescas videos, acompañados de música y cierto humor que pronto se volvieron virales una y otra vez, saltando de una red a otra y rondando por las cuestionables cadenas de WhatsApp.

El último debate presidencial se llevó a cabo el viernes 27 de mayo y “El Ingeniero” tampoco quiso ir. Por su parte, abrió simultáneamente una transmisión en vivo, seguida por unas 400.000 personas, donde realizó su propio mitin, sin derecho a réplica y la réplica de los periodistas y los demás candidatos.

Sin embargo, esta fórmula fue bien recibida por millones de personas que encontraron una botella de oxígeno después de décadas de “lo mismo” en su discurso de “forastero”.

Petro quería sacar los colores de su rival

“No se combate la corrupción con frases de Tik Tok”, lo acusó Gustavo Petro en su discurso de victoria electoral este domingo, de cara al 19 de junio.

Y es que la izquierda conoce la fuerza de su contrincante, con quien le será más difícil enarbolar la bandera de la polarización, fórmula a la que ha recurrido en reiteradas ocasiones en su lucha contra el candidato derechista Federico Gutiérrez.


Además, se espera que Hernández cuente con el apoyo de la gran mayoría de los votantes de los candidatos que fallaron en la boleta, ya que ninguno se puso abiertamente del lado de Petro.

“No nos lancemos al suicidio, es la hora de la vida”, dijo la izquierda en referencia a la política propuesta por Hernández.

El ganador de la primera vuelta, de nuevo en modo campaña, no quiso desconocer la investigación abierta por corrupción en la Fiscalía de “El Ingeniero”, cuyo juicio está previsto para julio. Durante su gestión como alcalde, Rodolfo probablemente pudo haber intervenido en la licitación de recolección de basura de una empresa que habría abanderado su hijo.

Aunque lo niega sistemáticamente, resulta paradójico que el candidato que ha levantado más enérgicamente la bandera anticorrupción sea el único contendiente que tiene una causa abierta por corrupción.

Por otro lado, la candidata de izquierda del Pacto Histórico también quiso referirse vía Twitter a otra polémica frase de Hernández cuando dijo que las mujeres estamos mejor en casa que en la política del gobierno.


Esquivando las controversias y enfatizando los aciertos

No es baladí que Rodolfo Hernández haya resultado vencedor en 13 de los 32 departamentos del país, pues no solo ganó donde se esperaba, sino que lideró la prueba en lugares históricamente castigados por el conflicto armado, la migración o la deforestación.

Incluso ganó en el departamento de Vichada, que limita con Venezuela, zona que hasta hace poco él mismo reconocía pero ni sabía dónde estaba.

Con la consigna “Quítele la chequera a los corruptos”, consigna muy fuerte en un país tradicionalmente caracterizado por la corrupción y las redes clientelistas, “El Ingeniero” logró construir su éxito y mantener en la oscuridad a gran parte del electorado sobre su múltiples polémicas, lo que aparentemente no fue tan crucial a la hora de poner el voto en la urna.

Hernández no solo ordenó a las mujeres quedarse en casa, sino que se hizo pública la agresión física a un concejal que acusó a su hijo de corrupción; amenazó con matar a un chico; prometió construir 20.000 casas durante su mandato como alcalde y no entregó ninguna; afirmó que Adolf Hitler fue un “gran pensador”, aunque luego se retractó, enfatizando que fue un “desliz”; No ha ocultado sus vínculos con el expresidente Uribe, de quien dice que lo “ayudó”; o también dijo de las prostitutas que eran “mujeres a las que lo único que no les ha pasado es un tren”, entre otras perlas.

Si bien estos temas han trascendido a la opinión pública, para algunos colombianos, incluidos los casi seis millones que votaron por él, era más importante que Hernández “no es de izquierda ni de derecha” y que está vendiendo una historia directamente en contra de quienes han gobernado el país andino durante décadas.

Durante su gestión como alcalde redujo a cero el déficit de Bucaramanga, también se centró en el discurso anticorrupción y propuestas de políticas a favor de los más vulnerables. Con su lema “lógica, ética y estética” pasó su etapa como juez lego con suficiente solvencia, función a la que renunció con una popularidad superior al 80%.

Ahora muchos quieren que esta realidad se extienda por todo el país y que Rodolfo Hernández rompa con todos los esquemas de la política tradicional. El candidato de 77 años dijo que quiere pasar los últimos años útiles de su vida sirviendo a su país.

Pero si gana, dado que no tiene apoyo en la legislatura, probablemente tendrá que hacer tratos con “los mismos políticos de siempre”, como él mismo los cataloga. Los mismos que deben apoyar la votación para que “El Ingeniero” pueda llegar a la Casa de Nariño a través de las redes sociales.

con los medios locales