Real Madrid: Kylian Mbappé dijo que no. La Opinión de Jorge Barraza – Fútbol Internacional – Deporte

Indignación, consternación, rabia… Tales sentimientos siguen invadiendo el universo madridista desde que un sonriente Kylian Mbappé en el centro del campo del Parque de los Príncipes anunciara la noticia que el planeta del fútbol estaba esperando: cuál será finalmente su futuro inmediato. . Su decisión fue quedarse en el Paris Saint Germain durante tres años hasta junio de 2025. Su hipotético fichaje por el Real Madrid, que en la tierra de Cervantes se daba por hecho, es probable que sea la perla mediática del año, porque cuando sale a la luz semejante cifra de diferencia es garantía de una época dorada de triunfos. Fue mucho más que eso: una bomba de neutrones que explotó en gran parte de España y del mundo.

Con su declaración cerraba la puerta al deseo casi desesperado del Madrid de contratarlo como estrella para los próximos diez o doce años. Tenía que ser la piedra angular de un ambicioso proyecto de dos vertientes: el nuevo estadio Santiago Bernabéu y el fichaje ultragaláctico que generaría victorias astronómicas y decenas de campeonatos durante el resto de esta década y principios de la siguiente. Una incorporación histórica, como Alfredo Di Stéfano o Cristiano Ronaldo.

(Lea también: ‘Dibu’ Martínez reta a Kylian Mbappé al ‘invitarlo’ a jugar en Colombia)

Mbappé: un “avance” de la prensa que nunca salió

Desde hace tres años, la prensa madrileña (no madrileña) esperaba que Kylian jugara en el Madrid en 2020, 2021, 2022… No cabía duda. Fue rico en detalles: “Ya está hecho”, “Se busca casa en Madrid”, “Será un doblete histórico, la inauguración del nuevo Bernabéu y la presentación de Kylian”, “Cumplirá el sueño de su vida”, “El PSG es un polvorín y el jeque vuela porque no supieron renovarlo”, “Compartirá un ataque de oro con Bezema y Vinicius, destrozarán la defensa”… Mientras tanto, el París puro silencio goleador. Y el Paris Saint Germain, impasible. A la hora – justo antes del inicio del último partido de la temporada contra el Metz – un jubiloso Nasser presentó a Al-Khelaïfi (presidente del PSG) quien es el mejor futbolista del mundo en la actualidad y juntos dieron la noticia a un lleno y feliz estadio, que ya no se lo esperaba porque la información desde España era tan clara que lo daban por perdido. Allí, el hincha del PSG se enteró de que se quedaba.

Rueda de prensa de Mbappé

Kylian Mbappé y su renovación en el PSG.

El NO más sonoro de la historia enfureció al Real Madrid como nunca en sus 120 años de existencia. Lo consideró una grosería inaceptable. Ni siquiera hubo tristeza por no poder ficharle, hubo un enfado monumental por el empujón que los medios del entorno del club blanco no ocultaron. El deplorable periodismo partidista subió al escenario. Marca, casi un órgano oficial de la institución de Chamartín, hizo una portada llena de malicia: foto del lado de Mbappé con el Al Khelaïfi y en el pie de foto: “HAY QUE TENER MUCHA CLASE PARA JUGAR EN EL MADRID”. Ace también centró su portada en el inesperado NO con un titular menos odioso pero igualmente petulante: “LO PIERDE”. Columnistas indignados abrieron con frases casi violentas: “El enemigo público número uno del Madrid”. Otro, en el colmo de la arrogancia, deslizó: “Mbappé necesitaba más al Real Madrid que el Real Madrid necesitaba a Mbappé”. Entonces, ¿para qué lo querían…? Una ternura que es más agresiva, qué llamar una traidora. En el punto álgido de la ira, un comentarista que comentaba un partido en Twitch instó tres veces durante la transmisión a “follarle el culo al fenómeno francés”. Toneladas de veneno mezclado con aturdimiento y vanidad. Los periodistas se encendieron en una actitud bárbara por lo que consideraron un maltrato intolerable al mientras tanto 14 veces campeón de Europa. Nadie se atrevió jamás a rechazar al Real Madrid, ese gran Calígula con derecho a utilizar todos los talentos vírgenes del fútbol mundial. Mbappé es el primero y eso refleja en gran medida su personalidad.

(Además: Luis Díaz: Así fue la final de la Champions)

Las reacciones al no de Mbappé al Madrid

Futbolistas del club merengue se han manifestado en sus redes con frases hirientes para Kylian, en el sentido de que está cosechando títulos. “Prefería el dinero a la fama”, critican. Pero ya tiene fama y de sobra: es campeón del mundo, algo que 24 de los 25 jugadores de la plantilla madrileña no pueden dominar. Solo Kroos. También ganó la Liga de las Naciones con Francia. A sus 23 años ya ha ganado cinco ligas, tres Copas de Francia y fue finalista de la Champions. Ha saboreado en repetidas ocasiones el sabor de la victoria, es aspirante al Balón de Oro sin salir del PSG. “Se queda por la plata”, le criticaron. Y el Real Madrid trató de convencerlo con dinero, no con títulos, precisamente por eso lo trajeron para darles coronas.

Un mar de soberbia, como si el Madrid fuera el único club importante del mundo y España el lugar exclusivo del mundo para vivir. Mbappé está en casa, juega en un club poderoso, incluso más millonario que el Real Madrid, quizás gane la Champions el año que viene o el siguiente. O nunca, nadie morirá por no hacerlo. Pelé y Maradona no ganaron la Champions, ni jugaron en el Real Madrid, y Pelé y Maradona sí. Además, vive en París, no en un suburbio del inframundo.

Varios elementos se juntaron para volver a enfurecer a hinchas y periofans: 1) que es prácticamente un súper crack y se negó a jugar en el Madrid, al menos esos tres años; 2) que nadie se atreve a desafiar el escudo del “club más grande del mundo” y lo hizo negándose; 3) que durante tres años consecutivos los medios solidarios aseguraron y se regocijaron de que jugaría en el Bernabéu y lo retrataron como un vendedor de humo; 4) que Mbappé esperó hasta el último día para expresar su voluntad, fomentó la ilusión y finalmente se mudó al Parque de los Príncipes.

“Estoy muy feliz de seguir jugando en Francia, el país donde nací, crecí y me crié. Y eso me da la oportunidad de hacer realidad mis sueños”, dijo Kylian. Tanto es así que luego se desgajó con tres goles.

Traidor…? ¿Por qué ha de traicionar al Real Madrid si nunca ha jugado allí y nunca ha dicho públicamente que él…? Hubo especulaciones, pero Kylian no ofreció la menor pista. El PSG tenía el mismo derecho que el Real Madrid a disfrutar de él en sus filas y seducirle con una jugosa oferta. O más: fue el primero en detectar el talento del jugador que creyó en él y pagó al Mónaco 180 millones por su pasaporte hace cinco años cuando apenas tenía dieciocho. Y el que le dio el escaparate internacional. Tiene el deseo de quedárselo y el dinero para quedárselo, ¿dónde está el villano…? Después de todo, Mbappé es libre de elegir dónde quiere jugar.

“La gloria se pierde”, aplastan. ¿Con qué respaldo la prensa madrileña le garantiza títulos en el Real Madrid…? ¿Son futuristas…? Mbappé firmó el trato más fabuloso de la historia con un futbolista. Inteligentemente mantuvo en vilo a sus dos admiradores, esperando hasta el último momento para mover una pieza, inflando a los personajes a alturas estratosféricas. Haaland y Mbappé, los dos artilleros que buscaban los campeones de España, se fueron con otros. Eso también aumentó el resentimiento.

Ante tantos ataques enojados y sumisos de los medios, el entorno de Mbappé está muy molesto con el Real Madrid y el propio Florentino Pérez por difundir el rumor, mal dicen que le dieron la palabra. Nunca lo hicieron, dicen. Creen que el club mintió para protegerse de tanta expectación y exigen aclaraciones.

(En otras noticias: Los ‘Varillazos’ a Mbappé y otros memes que dejó el triunfo del Real Madrid)

París es su ciudad, el PSG es su patria, Francia lo hizo campeón del mundo, le prometieron un equipo campeón de Europa y le están dando una fortuna que nunca ha existido en el fútbol, ​​¿por qué debería correr a los brazos del Madrid…?

Mbappé fue leal a su club, a su gente ya su país. La lealtad nunca es traición.

el ultimo tango…

Jorge Barraza
Por el momento
@JorgeBarraza Está bien