Lucho Díaz y su consolidación en la élite del fútbol mundial

Luis Díaz se encuentra con el croata Luka Modric del Real Madrid.  Fue el primer colombiano en ser titular en una final de la Champions League de Europa.

Luis Díaz se encuentra con el croata Luka Modric del Real Madrid. Fue el primer colombiano en ser titular en una final de la Champions League de Europa.

Foto: MOHAMMED BADRA

Solo tres colombianos han aparecido alguna vez en las listas de los mejores futbolistas del mundo en una temporada. Las generaciones mayores tenían mucho talento, pero no jugaban en el extranjero y tenían pocas apariciones internacionales. De hecho, tampoco se hicieron los reconocimientos que existen hoy en día.

Madrid, siempre Real Madrid

El Balón de Oro se entregó por primera vez en 1956, pero solo a futbolistas europeos. Recién en 1995 se extendió a jugadores de todo el mundo. Y el mejor premio de la FIFA se creó en 1991. En América el periódico El mundo, de Venezuela, reconoció a los más destacados entre 1971 y 1985, sin figuración colombiana. Y que desde 1986 El paísde Uruguay, premia a los personajes ambientados en Sudamérica, eso sí, allí con una buena cosecha para los nuestros, ya que Carlos Valderrama la recibió dos veces y Teófilo Gutiérrez y Miguel Borja una vez cada uno.

Pero no es común que las grandes figuras del fútbol mundial hablen de un colombiano y lo mencionen tan bien. A Faustino Asprilla le pasó en 1993 cuando llegó al Parma y se convirtió en una de las estrellas de la Serie A italiana. Ese año quedó sexto en la votación de la FIFA, que ganó Roberto Baggio.

Muchos años después que el nuestro. grietas comenzó a conquistar masivamente las ligas del viejo continente, en 2012 Radamel Falcao García terminó quinto, segundo en la votación de Puskás al mejor gol y pertenecía al equipo ideal. “Estos son los mejores 9 del mundo”, coincidieron los especialistas.

Fucking Loco: La canción que los hinchas del Liverpool le hicieron a Luis Díaz

Y en 2014, James Rodríguez se sumó a la élite del fútbol con gran mérito al convertirse en el máximo goleador del Mundial de Brasil y marcar el mejor gol del año. Quedó octavo en la votación.

Desde entonces, ningún compatriota ha cosechado tantos elogios como Luis Díaz, ahora en boca de todos los amantes del balón. En tan solo cuatro meses se ha convertido en una figura en el Liverpool, uno de los clubes más prestigiosos de Inglaterra.

El torneo que cambió su vida

La única Copa América disputada por indígenas, Chile 2015, impulsó la carrera de Luis Díaz, quien ganó el subtítulo con la selección colombiana, pero sobre todo impresionó a su entrenador Carlos El niño Valderrama, que lo recomendó a los dirigentes del Atlético Júnior.

Llegó al filial, Barranquilla FC, y al año siguiente ya estaba en el equipo de Hai. En tres temporadas marcó 24 goles, dio 12 asistencias y ganó cuatro títulos. También fue convocado a la selección Sub 20 y luego a la selección absoluta.

En 2019 fue contratado por el Porto de Portugal, con el que disputó 125 partidos, marcó 41 goles y ganó cinco trofeos, cumpliendo además el sueño de todo futbolista latinoamericano: consolidarse en el fútbol europeo. Ni él ni nadie más sabía que esta era solo la primera entrega del éxito que le esperaba.

Ancelotti: “Soy el hombre de los récords”

A mediados de 2021, la vida del delantero, nacido el 13 de enero de 1997 en Barrancas, La Guajira, cambió por completo.

Luego de una espectacular Copa América en Brasil, donde fue pichichi junto a Lionel Messi con cuatro goles, varios clubes del viejo continente se interesaron por él.

Se habló de Juventus, Barcelona y Bayern Múnich, pero el único que se puso en contacto con él fue el Liverpool, a través de uno de los ayudantes del técnico, Jurgen Klopp, que llevaba dos años siguiendo al peón. En noviembre, el club inglés Porto presentó por primera vez una oferta formal, para la que 25 millones de euros no fueron suficientes.

El 27 de enero, Lucho jugó con la selección en Barranquilla en una derrota por 1-0 que condenó la eliminación del equipo en el Mundial de Qatar. Al día siguiente viajó a Argentina, donde completó su traspaso a Inglaterra por 40 millones de euros más 20 millones de euros adicionales en bonos por buenas actuaciones que el Liverpool dice estar dispuesto a pagar.

Karim Benzema: “Merecemos ser campeones”

En medio de la tristeza de no ir al Mundial, Díaz estampó la firma más importante de su vida y de inmediato cambió el chip. Apenas pasó por Portugal para recoger unas cuantas maletas y cinco días después estaba en Anfield. Solo tuvo tres sesiones de práctica con sus compañeros cuando debutó el 6 de febrero. Jugó 32 minutos y brindó una asistencia en la victoria por 3-1 sobre Cardiff City en la Premier League.

Desde entonces ha disputado 25 partidos, sin contar la final de la Champions ante el Real Madrid, con seis goles y seis asistencias. Ganó la Copa Carabao y la FA, apareciendo en ambas finales contra el Chelsea. Pero más allá de sus estadísticas, su apariencia fue un shock para el ataque de los redes.

“Su impacto en el campus fue increíble, fue un soplo de aire fresco para nosotros. Entiende nuestro fútbol al cien por cien”, asegura el técnico Klopp, con quien el colombiano ya bromea en su incipiente inglés.

Aunque el idioma no fue óbice para que Díaz se llevara a la perfección con el resto de delanteros, en la artillería más internacional del mundo, que integran el egipcio Mohamed Salah, el senegalés Sadio Mané, el brasileño Roberto Firminho y el portugués Diogo Jota, el belga Divock Origi, el japonés Takumi Minamino y el joven inglés Harvey Elliot.

Ataque de Luis Díaz y Liverpool neutralizado por Courtois y Ancelotti

En poco tiempo logró demostrar su actitud y convencer a sus compañeros de lo que puede aportar al grupo. Disciplinado y solidario en roles defensivos, era muy desequilibrante a la hora de atacar por las bandas.

No se excede con el movimiento de la pelota y, en general, es bueno para decidir qué hacer en cada juego. A esto se suma su actitud ante el trabajo y la alegría que transmite a sus compañeros. “Es un chico muy sencillo, apasionado, al que claramente le gusta el fútbol, ​​le gusta entrenar, le gusta jugar. Asume su trabajo con profesionalidad pero tiene la motivación de aficionadodijo el centrocampista español Thiago Alcántara, uno de sus traductores en la práctica, esta semana.

Algunas leyendas del fútbol británico han caído a los pies del colombiano, incluido Jamie Carragher, ahora comentarista y columnista de Sky Sports. El TelégrafoAsegura: “Luis fue la chispa que despertó a todos los atacantes. Tiene habilidades ridículas y una impresionante técnica de velocidad de ejecución”.

Gary Lineker, el goleador de todos los tiempos de Inglaterra, agregó: “Qué gran fichaje. No es habitual que un jugador llegue tan rápido a aportar, menos cuando lo hace en el mercado de inversión cuando la temporada está a mitad de temporada y un grupo ya está muy consolidado. Creo que tiene mucho que ver con la reacción del Liverpool en la Premier League porque en diciembre estaba a diez puntos del Manchester City”.

Luis Díaz, de jugar descalzo a llegar a la final de la Champions

Lo que le pasó a Luis Díaz en estos cuatro meses parece un cuento de hadas. Solo se puede comparar con lo que le pasó a James Rodríguez en el verano de 2014 cuando salió del Mónaco y fue fichado por el Real Madrid tras marcar en el Mundial. Pero a diferencia del 10, Lucho llegó con un perfil más bajo. Su talento lo ha catapultado y desde entonces lo ha consolidado en la élite del fútbol mundial.