Los bolivianos demuestran en la cancha que el fútbol no conoce fronteras

Cochabamba (Bolivia), 28 may (EFE).- Mujeres indígenas de todo el departamento boliviano de Cochabamba dejaron sus labores en el campo durante unos días para calzarse las botas, calzarse las faldas y camisetas y demostrar sus habilidades en el fútbol Primer Campeonato Divisional Femenino Indígena.

“Con el fútbol siempre hay que seguir adelante, da igual que seas mayor, decimos con nuestros compañeros que nos vamos a morir jugando, aunque seamos viejitas vamos a jugar”, confesó Lizbeth Meneses a El Equipo Mizque, ganadores del torneo. efe

Meneses, de 31 años, viajó con su hijo de 3 años junto a sus compañeros desde la localidad de Mizque, a unos 150 kilómetros de la ciudad de Cochabamba, para llegar al estadio Félix Capriles y tratar de brillar en la cancha para los primeros indígenas. campeonato divisional Mujeres de Cochabamba.

Las condiciones para este torneo, que se disputó entre este martes y jueves, eran locales, mayores de 25 años, madre y apasionada de la fiesta del fútbol.

ROMPER ESTEREOTIPOS

Las mujeres del equipo de Meneses ingresaron a la cancha vistiendo una remera negra y blanca cubierta por un ponchillo celeste que hacía juego con el color de sus faldas, algunas con el cabello trenzado, como es típico de una cholita, otras con moño para estar más cómodas. .

Algunas de las jugadoras confesaron a Efe que no siempre usan falda, que es parte de la vestimenta tradicional de las cholitas en Bolivia, en la vida cotidiana y que esta prenda complica un poco el juego, por lo que usaron una más liviana. .

“Es muy difícil, hay diferentes tipos de faldas, algunas son pesadas, elegimos las livianas por comodidad”, dijo Meneses.

El director técnico del equipo de Mizque, Emil Álvarez, dijo a Efe que varios de los 14 jugadores que asistieron al encuentro no entrenaron con falda y que para muchos fue “una sorpresa” tener que jugar así, pero que sí tienen se desempeñó bien

BUEN NIVEL

Cuando hace dos meses se publicó la licitación del torneo, Meneses, junto a su equipo Mizque, se preparaba para darlo todo en el campo y ese buen trabajo se saldó con su grupo de 16 para llevarse el trofeo.

El último partido entre los equipos de Mizque y Chapare fue intenso, el partido terminó 2-0 y fue Meneses quien anotó los dos goles que la convirtieron en campeona del campeonato de primera división de Mujeres Indígenas de Cochabamba.

Meneses admitió que el nivel de los jugadores era “muy bueno” y que sufrieron en algunos partidos porque los jugadores eran más jóvenes que ellos, pero no se dieron por vencidos y demostraron que se puede jugar sin importar la edad ni la ropa.

“Que las mujeres, las madres, estén motivadas, que sigan jugando al fútbol y que no digan que no pueden seguir jugando por la edad, siempre hay que seguir”, dijo el futbolista.

El equipo de Mizque ganó una copa, medallas y un cerdo como premio, mientras que el equipo de Chapare obtuvo el segundo lugar y el equipo de Campero el tercero.

Ahora Meneses regresará a Mizque para seguir trabajando en la explotación lechera y ganadera, pero no dejará de practicar fútbol e incluso tiene la idea de participar en otros torneos para continuar con su pasión mientras anima a los más jóvenes a que prueben este deporte.

“Que se motiven a jugar, no solo al fútbol, ​​hay tantos deportes, recuerden que podemos hacer todos los deportes, no nos falta nada, tenemos las mismas habilidades que todos”, concluyó Meneses.

Este evento fue organizado por el Gobierno de Cochabamba a través del Servicio Departamental de Deportes (Sede) y la Federación de Mujeres Indígenas Originarias Campesinas Bartolina Sisa.

Yolanda Salazar

c) Agencia EFE