Juan Brunetta busca su lugar en el fútbol argentino | Ex Godoy Cruz es la mira de River para este mercado de fichajes

El delantero se probó en Boca hace 15 años. Estuvo tres años en el club y le dijeron que no estaba en condiciones físicas para jugar al fútbol. Luego pasó Estudiantes, Arsenal e inauguraron el 2020 con la selección Argentina Sub 23. Hace dos años se fue a Parma (Italia) pese a que lo sondeó el Xeneize y ahora Marcelo Gallardo quiere que llegue a River.

A sus 25 años, Juan Francisco Brunetta vuelve a estar en el radar de River Plate. El delantero acaba de terminar su préstamo en Parma, Italia, Clubes que no hayan hecho uso de la opción de compra, el equivalente a seis millones de euros. Por eso debes volver el 30 de junio a Godoy Cruz es titular de su pasaporte y tiene contrato vigente hasta junio de 2023.

En octubre de 2020, el cordobés partió rumbo a Italia a pesar de haber sido siempre uno de los futbolistas más apetecibles de Argentina buscado por Boca y también seducido por dos equipos del exterior con propuestas multimillonarias como el Genk de Bélgica y el Galatasaray de Turquía.

El año 2020 ha comenzado bien para Brunetta. Destacó como delantero titular en Godoy Cruz y fue compañero del desaparecido ‘Morro’. Santiago García y se proclamó campeón con el Selección Argentina Sub 23 quien disputó el preolímpico de Colombia, lo que le permitió clasificar a los Juegos Olímpicos de Tokio 2021. Sin embargo, durante este mercado de pases de verano le pidieron marcelo gallardo y seis meses después el Consejo de Fútbol de Boca hizo una propuesta a la tumba, que fue rechazada por insuficiente.

En su corta carrera, el futbolista nunca pensó que le pasarían tantas cosas juntos. Juanfra (su único apodo) nació el 12 de mayo de 1997 en Laboulaye, su ciudad natal de tan solo 20.000 habitantes se encuentra en el sureste de Córdoba. Viene de una familia muy sencilla. Nunca le faltaba comida, pero tampoco le sobraban. Siempre luchaste contra ellos desde abajo. Su padre, Ariel (ex futbolista), Todavía vive en su lugar de origen y es dueño de una propiedad con canchas de fútbol de plástico.

Mientras tanto, su madre apodó a Osa estuvo a su lado durante su estadía en Mendoza desde el momento en que perdió su trabajo. Tiene un hermano menor, Pedro, que vive en la familia con el mayor y también está en camino de convertirse en futbolista.

Desde muy joven, Brunetta comenzó a involucrarse en el fútbol de su ciudad natal. Su primer club fue Sportivo Norte durante cuatro años. Luego partió a Buenos Aires a las nueve para incorporarse a los niños de Boca. Pero lo fue hasta los 12 no durmió en la pensión porque era un niño. Llegó el jueves y volvió el lunes. Siempre acompañado de sus padres desde que subió por primera vez a la Candela. Tenía que faltar a clases los viernes porque si no no podía ir a entrenar.

Como muchos consagrados en Argentina, sus primeros pasos se deben a esta Ramón Maddoni quien descubrió a Carlos Tevez, Juan Román Riquelme, Nicolás Gaitán y Fernando Gago, entre otros. El caso de Brunetta es similar al de ella. El reclutador de talentos era responsable Acércalo a la vela. para que puedas hacer tu primera prueba.

“Él era muy pequeño. Ha madurado un poco y ahora está mejor armado físicamente. Tiene un tiro espectacular, buen manejo de balón y tremenda técnica. Cada vez está jugando mejor”, dijo el veterano reclutador de talentos que entonces estaba al frente de la PreInfantil Xeneize.

Maddoni también lo observó durante una prueba en Córdoba. Le gustó su forma de jugar y de inmediato habló con su padre para que lo trajera a Boca. Hablaron por teléfono y el padre le dio el visto bueno. A los pocos días los jóvenes Viajó a Buenos Aires en bus con otros dos muchachos. Han sido probados, homologados y por tanto firmados por el Xeneize. Tenía tres años, pero luego le informaron que estaba libre.

“Cuando terminamos noveno me soltaron y terminé en Estudiantes de La Plata”, remarcó. Y agregó: “Era bajito y no tenía físico para jugar. No pude seguir y me soltaron en 2009. En Boca no me querían”, señaló Juanfra.

Por su parte, Maddoni se refirió a lo primero que le llamó la atención del talentoso jugador: “Fue su técnica y su tiro, cualidades que siempre ha tenido”, remarcó mientras aclaraba por su cuenta. La Liga pasó a manos de la coordinación de fútbol infantil. El coordinador general era “Coqui” Raffo, quien finalmente decidió dejar ir a Brunetta e ignorarlo.

El cordobés, por su parte, describió sus sensaciones, que no fueron buenas, al saber que no seguiría en el Xeneize: “Sentí mucha rabia y tristeza. Me hicieron darme cuenta de que no tengo el físico para jugar al fútbol. Por suerte pude crecer un poco… y aquí estoy”, dijo el ex Tombino.

Su breve paso por La Candela, sin embargo, dejó una gran alegría al haberse cruzado los caminos de su ídolo Juan Román Riquelmeque le vio hace unas temporadas para incorporarle a la plantilla azul-oro: “Miramos un entrenamiento y nada más le encontramos allí. Le pedí una foto y accedió sin problemas. Lo he guardado bien en mi álbum familiar. A Riquelme lo admiro desde niño porque jugó en mi posición natural e hizo cosas que no he visto hacer a nadie más”, dijo, describiendo así el encuentro con su mayor referente.

En cambio, fue descartado en el club de la Ribera e hizo escala en las divisiones inferiores Estudiantes de La Plata. Al poco tiempo, comenzó a extrañar a su familia y esto lo impulsó a regresar a Córdoba en lugar de quedarse en la ciudad. ciudad diagonal. “Quería estar cerca de ellos”, recuerda Brunetta.

Además, un día en la pensión de Pincha, llamó llorando a sus padres porque quería volver a su ciudad y ellos viajaban a Buenos Aires con el dinero justo para visitarlo y quedarse con él. En ese momento, el joven no sabía si su familia tenía dinero para pagar el viaje. Hoy, con unos añitos, admite: “Ahora que soy mayor Veo cómo son las cosas. Ese esfuerzo que hicieron mis padres cuando yo era pequeño Trato de devolverlos. Me considero un luchador. Tengo que seguir por este camino, con humildad y con los pies en la tierra”, dijo.

Recién instalado en su ciudad natal, Carlos Bottegal, coordinador general del fútbol infantil de Estudiantes, que lo había llevado a Pincha, lo llamaba todos los días para intentar convencerlo de volver a la ciudad de las diagonales. No hubo caso. Juan ya había tomado la decisión de fichar por Central Córdoba de Laboulaye, donde solo jugó seis meses.

Ante tanto empeño, Bottegal lo convenció y lo hizo volver a Buenos Aires a las 14 para intentarlo esta vez Arsenal de Sarandí, donde fue fichado por el club con el que debutó en Primera División en 2016 bajo la dirección de Sergio “Huevo” Rondina. De esta manera jugó una temporada y el 21 de agosto de 2017 su pasaporte fue adquirido por un grupo inversor español que decidió cederlo al Belgrano procedente de Córdoba para que siguiera ganando experiencia en Primera División.

Para refrescarte la memoria, Brunetta es una centrocampista ofensivo natural, zurdo y veloz, pero en su paso por Godoy Cruz se destacó como delantero por su actitud y la efectividad de su tiro, fuera o en movimiento.

Además, tiene la propiedad de cambiar el ritmo y/o pausar. Por ello, el director técnico de la Sub 23, Fernando Batista, lo tomó en cuenta para el Preolímpico Colombiano de febrero de 2020, Torneo que terminó siendo ganado por Argentina. “Es algo único y hermoso haber jugado para la selección”, dijo.

Este Dia, vuelve a sonar en River Ser refuerzos en este mercado de fichajes, solicitado en exclusiva por Gallardo: “Se pusieron en contacto con mi representante en su momento (2020) para saber mi situación. Además, llamaron a Godoy Cruz del millonario para sondearme. Que la ‘Muñeca’ me quisiera hace dos años fue una gran satisfacción”, subrayó él, que fue el máximo goleador de Tomba en la temporada 2019/20 de la Superliga con 19 goles.

Aparte de no poder jugar en el club de Núñez, Brunetta dejó en claro que admira a un jugador colombiano: “Juan Fernando Quintero me sorprendió más en un plato Es diferente para todos. Tiene un manejo de balón increíble”, se sinceró.

Brunetta no solo admiró a Gallardo como entrenador, sino que también dejó en claro qué entrenadores marcaron su carrera en Argentina: “Sergio Rondina y Humberto Grondona durante mi etapa en el Arsenal; Y lucas bernardo cuando lo tenía en Godoy Cruz”, deslizó el cordobés.

Hoy el cordobés no seguirá en el Parma de Italia ya que su préstamo venció y debe regresar al equipo mendocino, club al que está afiliado. hace dos años se convirtió en la adquisición más cara de la institución. Ese mismo año, Boca lo rechazó y fue buscado por River. También se coronó campeón Sub 20 y ya cumplió su sueño de jugar en Europa. ¿Es hora de ser dirigida por Gallardo?