Huellas de covid en aguas residuales bajan un 82% y hospitalizaciones un 50%

Tras el aumento de casos registrados en algunas fiestas falleras con alta transmisión, el Covid en la capital costera empieza a remitir -poco a poco-. Así lo confirman los últimos datos de organismos oficiales, que apuntan a que el virus sigue presente en nuestro día a día pero está perdiendo peso social.

Según las últimas tasas consultadas por Levante-EMV, en estos momentos están ingresados ​​en el Hospital Lluís Alcany una treintena de pacientes Covid positivos. Esta cifra representa una disminución del 50% con respecto a la semana pasada cuando había 59 infectados en el complejo. Uno de los pacientes continúa en seguimiento en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del centro de salud.

aguas residuales

Los datos relativos a Lluís Alcany’s muestran un descenso del virus, tendencia que también respaldan los análisis semanales de las aguas residuales de la capital comarcal.

Los informes de las últimas dos semanas muestran una disminución gradual. Respecto al último período de la encuesta -desde el 23 de mayo- hay una disminución del 82% con respecto a la semana anterior. Los registros indican la existencia de 2,7 millones de unidades genómicas, una cifra bastante alejada de los 15,7 millones registrados hace siete días. Y desde el 19,2 de la segunda semana de mayo, cuando la comparativa mostró un aumento porcentual superior al 1.000% en la presencia de Covid en las aguas residuales de Xàtiva.

Aunque los datos apuntan a que la evolución del virus es buena, las administraciones públicas siguen aconsejando cautela. Así lo comentaba ayer José Vicente Benavent, concejal de Salud de Xàtiva: “Aunque nos encontramos con dos semanas de descenso importante, no es cuestión de bajar la vigilancia. Procederemos con el contrato de análisis de aguas residuales. Son datos que nos ayudan a ver qué puede pasar después».

«Después de las Fallas, ya hemos visto que aumentará la incidencia, que aumentará todo. Ahora, tras dos semanas de descensos y tendencia bajista, podemos hablar de menos transmisión. Por supuesto, las personas que se están registrando ahora son consecuencia del pico anterior”, continuó.

«El horizonte que nos encontramos es menos cariño a los centros de salud y eso es lo que queremos. Los informes de alcantarillado se convierten en una herramienta de previsión a 10-15 días y ahora los datos avalan una lectura positiva”, explica el director municipal de salud de Xàtiva.

La positiva evolución de la pandemia y el fin de las restricciones han hecho que disminuya el número de personas que siguen usando la mascarilla. Benavent defiende que es un episodio esperado: “La verdad es que en cierto modo tenía gripe. Si hay menos ingresos y pacientes en cuidados intensivos, el escenario es mejor. Y la gente tiene que volver a vivir, eso está claro.

Para finalizar, el experto señaló que la ansiada inmunidad de rebaño ya se logró: “En su momento se habló mucho de este concepto y ahora son muchas más las personas que han tenido contacto con el virus. Ahora toca esperar a los viajes de vacaciones».