Fernán Quirós: “A esta ola de COVID todavía le quedan unas semanas”

Quirós estimó que la cuarta ola de COVID en la ciudad podría acabar en unas semanas
Quirós estimó que la cuarta ola de COVID en la ciudad podría acabar en unas semanas

Desde mediados de abril, los casos de COVID-19 han ido en aumento en todo el país y en los últimos 7 días hubo un aumento del 19% en nuevos contagios. Sin embargo, así lo demuestran los datos publicados por el Ministerio de Salud nacional. La tasa de crecimiento de las infecciones comenzó a disminuir gradualmente.

Llevamos 5 semanas asistiendo a un aumento de casos de COVID-19 en la ciudad, con cierto grado estos últimos días estabilización en el número de casos por día, pero montamos bien una ola de casos importantedijo esta mañana el Ministro de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, Fernán Quirós.

Los datos de los últimos días muestran que los casos se han estabilizado en la ciudad, y veremos como se comporta y por supuesto despues de que se estabiliza semanas despues empieza a bajar asi que creemos que A la Ola de la Ciudad aún le quedan unas semanasevaluó el funcionario bonaerense en declaraciones Radio CNN.

Si bien las decisiones epidemiológicas deben tomarse en base a los números reportados, Quirós destacó que “Muchas personas no se hacen la prueba, por lo que los informes diarios subestiman el número de casos.“.

La ocupación de camas de cuidados intensivos, tanto en el sector público como privado y para todas las patologías, del 42,2% en el país (Foto NA)
La ocupación de camas de cuidados intensivos, tanto en el sector público como privado y para todas las patologías, del 42,2% en el país (Foto NA)

Esta semana el Ministro de Salud de Buenos Aires, Nicolás Kreplak, directo recomendado no hacer la prueba por coronavirus: “Es importante saber que si tiene síntomas que pueden ser de un resfriado o de COVID-19, no es necesario hacerse la prueba, lo que tiene que hacer es aislarse por 5 días o los días que es sintomático hasta que pasa un día entero sin síntomas”, dijo el ministro de Salud bonaerense, quien insistió en que los niños con síntomas como fiebre, secreción nasal o similares no deben ir a la escuela.

Por su parte, el funcionario bonaerense señaló que en esta cuarta ola de contagios de coronavirus que atraviesa la Argentina, el número de hospitalizaciones en unidades de cuidados intensivos y en enfermos graves “ha bajado críticamente porque el nivel de vacunación es muy alto, pero No da a entender que mucha gente está pasando por un mal momento, con fiebres altas, dolores de cabeza”.

Quirós destacó aquellas dos medidas básicas de higiene para evitar el contagio: “La vacunación debe realizarse según el calendario adecuado, y la mascarilla debe mantenerse en lugares cerrados o mal ventilados.“.

En cuanto a la vacunación, insistió La primera dosis de refuerzo de la vacuna aumenta significativamente la protección, ya que la pauta primaria de dos dosis no es suficiente frente a las nuevas variantes del coronavirus como Omicron y sus sublíneas. Por lo tanto, es necesario aplicar la primera y segunda dosis de refuerzo de la vacuna para evitar enfermedades graves y hospitalizaciones por COVID-19.

“Muchas personas no se hacen la prueba, por lo que se subestima el número de casos en los informes diarios”, dijo Quirós (EFE).

“El promedio argentino es del 40% de la población con el primer refuerzo y en la ciudad que estamos cerca 70% con el primer refuerzo, 20% de la población con el segundo refuerzo (cuarta dosis)dijo Quirós.

Preguntado por el brote de viruela del mono en el mundo, Quirós primero enfatizó que es diferente al COVID-19, una enfermedad altamente transmisible que se transmite por los aerosoles que emiten las personas infectadas cuando hablan, tosen o estornudan. “La viruela del mono es una enfermedad completamente diferente, es una enfermedad endémica en los países de África Central y requiere un contacto cercano, muy íntimo para propagarse, ya sea a través de la saliva, los fluidos corporales o el contacto con las lesiones típicas en la piel.“, él mostró.

Las dos personas que hemos diagnosticado aquí en la ciudad son de lugares que han tenido brotes.Estamos muy atentos para que esto no se convierta en brotes locales, tenemos que aislarnos por 21 días, pero ciertamente es una enfermedad diferente a la que hemos vivido con la pandemia”, dijo el titular de la cartera de salud bonaerense.

Quirós evitó especificar cuándo será obligatorio el uso de barboquejo, pero consideró probable que así sea.salgamos del frio“, quizás en primavera se pueda relajar la obligación de utilizarlo en recintos cerrados. El ministro subrayó: “La gravedad de la pandemia ha pasado, pero la pandemia sigue con nosotros“.

SIGUE LEYENDO:

“No es necesario hacerse la prueba, si tienes síntomas de resfriado o COVID tienes que aislarte”, dijo Nicolás Kreplak.
Coronavirus en Argentina: Los contagios casi se triplicaron en las últimas tres semanas
¿Por qué hay personas que no han tenido COVID?: las razones que ha encontrado la ciencia