EL IPDUV CONSTRUIRÁ UN ALOJAMIENTO ESTUDIANTIL EN EL IPERETRABLE JUNTO A LA FUNDACIÓN “FÚTBOL CON LOS CHICOS”

EL IPDUV CONSTRUIRÁ UN ALOJAMIENTO ESTUDIANTIL EN EL IPERETRABLE JUNTO A LA FUNDACIÓN “FÚTBOL CON LOS CHICOS”

Estas obras incluyen la construcción de un campo deportivo con cancha de baloncesto, voleibol y fútbol sala y un albergue de 100 plazas. Se realiza en el poblado de Sauzalito en el Paraje Tres Pozos. “Queremos ayudar a que más de 250 niños y jóvenes tengan garantizado el derecho a la educación”, dijo Diego Arévalo.

Estas obras incluyen la construcción de un campo deportivo con cancha de baloncesto, voleibol y fútbol sala y un albergue de 100 plazas. Se realiza en el poblado de Sauzalito en el Paraje Tres Pozos. “Queremos ayudar a que más de 250 niños y jóvenes tengan garantizado el derecho a la educación”, dijo Diego Arévalo.

El presidente del Instituto de Desarrollo Urbano y Vivienda (Ipduv), Diego Arévalo, firmó un convenio de colaboración con Claudio Barrientos, presidente de la Fundación “Fútbol con los Chicos”, con el objetivo de construir una residencia de estudiantes en el Paraje Tres Pozos de la ciudad de Sauzalito, impenetrable chaqueño. “Queremos contribuir a que a más de 250 niños y jóvenes de zonas remotas y rurales se les garantice el derecho a la educación para que puedan culminar sus estudios”, dijo el jefe de Estado.

El primer proyecto, denominado “San Francisco de Asís”, se ejecutará en el Paraje tres Pozos, a 645 kilómetros de Resistencia, y consiste en la construcción de un campo deportivo con canchas de baloncesto, voleibol y fútbol sala con gradas y un refugio para 100 camas. “Estamos muy emocionados de forjar esta alianza con Ipduv para acelerar y concretar más proyectos como este que son fundamentales para todos los niños y niñas de la región”, dijo Claudio Barrientos, presidente de “Fútbol con los niños”.

El Ipduv procederá al suministro de los materiales para la construcción del campo deportivo como parte de la primera fase de las obras y posteriormente se encargará de la supervisión de esta ejecución. Mientras que la fundación aportará los voluntarios y el equipo técnico que llevará a cabo el proyecto; También elabora el plan de trabajo y coordina y supervisa el avance de la obra.

Por su parte, Diego Arévalo también subrayó que “este tipo de proyectos beneficiarán a comunidades enteras que hoy se encuentran en un estado de extrema vulnerabilidad, en zonas muy dispersas y zonas rurales donde el acceso a un equipamiento educativo y de ocio es difícil”.

“Con el apoyo que vamos a dar desde el estado, más todas las donaciones y ayudas de las personas que apoyan el proyecto, la fundación podrá seguir garantizando el derecho a la educación y una mejor calidad de vida para estas personas”. la conciencia de trabajo y solidaridad que crean los jóvenes al impulsar estas iniciativas y lograr que este tipo de proyectos generen cambios muy positivos en la sociedad.