El ‘Efecto Covid’ se suaviza, dando paso a un periodo de menor mortalidadEl ‘Efecto Covid’ se suaviza, dando paso a un periodo de menor mortalidad

Cementerio del Día Santo KAM8318
Tumbas y hornacinas del cementerio “Santo Ángel de la Guarda” de la capital.

Después de más de dos años de pandemia, poco a poco va volviendo la calma. La sociedad ya no se enfrenta a las ataduras del pasado y recupera la cotidianidad, cortada de raíz por la llegada del coronavirus, una “nueva normalidad” que, tras un periodo de infelicidad, se parece cada vez más a la antigua.

Los efectos de este patógeno son cada vez menores, lo que confirman las estadísticas hospitalarias y de mortalidad, que muestran cómo su peso ha ido disminuyendo paulatinamente.

Las espantosas cifras de mortalidad de 2020 en la provincia de Segovia han dado paso a un periodo más tranquilo en el que los niveles han ido bajando. Se han moderado hasta tal punto que ya están bajando las cifras de los años anteriores al Covid.

Lo que solía tomar el coronavirus ahora está siendo tomado nuevamente por enfermedades y condiciones que eran las principales causas de muerte en la provincia antes de que llegara el patógeno.

Al igual que en el resto de España, las enfermedades del aparato circulatorio, los tumores y otras enfermedades respiratorias vuelven a ser, poco a poco, las principales causas de muerte en la provincia de Segovia.

La llegada de 2022 ha mantenido esta tendencia a la baja en cuanto al número de fallecidos, evolución que ha permitido que el primer trimestre registre los datos de mortalidad más bajos de los últimos años.

De esta forma, la provincia de Segovia contabilizaba a principios de año un total de 464 fallecidos, una cifra que reduce los registros de 2021 en 34 fallecidos, un siete por ciento menos. Estas estadísticas, que ofrece la Junta de Castilla y León, integran el total de muertes que se han producido en la provincia, incluyendo todas las enfermedades y padecimientos.

Si bien no hay garantía de que esta tendencia a la baja continúe durante el resto del año, existe la posibilidad de que estos números reducidos se retrasen con el tiempo antes de estabilizarse nuevamente.

Gráfico 2 1 web
Número total de muertes en el primer trimestre por año.

Buenos datos, pero tienen cara de amargado. Aunque a priori parezca que no guardan relación, el descenso en este último periodo está de alguna manera ligado a los pésimos datos obtenidos en 2020.

La pandemia ha provocado un cambio en las muertes de la población vulnerable al fusionar el número de muertes en un período determinado y aliviar el número de subcasos posteriores. Claro y conciso: Una gran proporción de las personas que tenían una esperanza de vida baja debido a sus síntomas clínicos fallecieron en un período determinado (principalmente en el primer año de la pandemia), es decir, los meses siguientes, por las consecuencias de la pandemia que han acogido estas muertes que disminuyen su número.

En cuanto a las muertes relacionadas con la Covid-19 en los primeros cuatro meses, Sanidad ha informado de 38 muertes relacionadas con la enfermedad, por lo que solo ocho de cada cien fallecidos en la provincia están relacionados con el coronavirus.

Aunque todavía constituyen un porcentaje relativamente alto, lo cierto es que su importancia va disminuyendo. Desde su llegada ha dejado muertes en todos los sectores, pero se sabe que la mayoría de sus víctimas se concentran en los grupos de mayor edad, poblaciones con muchas patologías previas que complican la enfermedad.

Los buenos datos no deben hacernos olvidar que el coronavirus sigue en el camino. Por lo tanto, es importante mantener la cautela a pesar del impacto reducido.