Donostia: Las cuentas del Ayuntamiento empiezan a recuperarse del Covid

El Ayuntamiento de Donostia ha liquidado el presupuesto del pasado ejercicio 2021 con un superávit de 2,7 millonessegún ha informado el concejal de Hacienda y Hacienda, Kerman Orbegozo, que considera que la administración local ha recuperado el pulso tras la situación provocada por la crisis sanitaria del Covid en los últimos años.

Que 6,6 millones de ingresos accesorios han permitido al Consistorio suplir el déficit y cerrar el año con un superávit de 2,7 millones de euros.” El incremento de los ingresos ordinarios de 6,6 millones de euros corresponde a un porcentaje del 2% de los ingresos esperados tras el descenso de 2020 retomar el camino de la recuperación después de un año complicado”, enfatizó Orbegozo.

El aumento de los ingresos se debe principalmente a la aportación económica del Fondo de Financiación Municipal Foral por importe de 5,8 millones de euros. No obstante, al llevar a cabo su liquidación, la Diputación ha cedido al Ayuntamiento unos ingresos de 7,9 millones de euros, que verterán en el ejercicio 2022.

(Consejero Económico Kerman Orbegozo)

en realidad este año Incluye próximas inversiones de años anteriores por importe de 68,3 millones de euros. Un total de 46 millones corresponden a actuaciones que se adjudicarán o ejecutarán, mientras que otros 22,3 millones son para inversiones que comenzarán “próximamente”. Entre ellas, la compra del cuartel de Loiola, la urbanización de Eskusaitzeta, la adecuación del edificio al distrito este y actuaciones con cargo a los fondos europeos, ha señalado el responsable del Ministerio de Hacienda.

El año pasado, el consistorio gastó en inversiones 17 millones menos de lo previsto.

El descenso de los ingresos por tasas e impuestos fue de 1,2 millones más de lo previsto. Por el contrario, el Ayuntamiento percibió 1,1 millones de euros más de lo calculado por el incremento del registro fiscal. Además, cobró 0,4 millones de euros más en la sentencia por recogida de residuos.

Las restricciones por el Covid también provocaron menores ingresos por algunos conceptos. Por ejemplo, el Ayuntamiento recibió 0,6 millones de euros menos por ello agua y sanitización a través de un menor consumo en bares y similares. la colección para OTA recibe 0,3 millones de euros menos y Canon aparcamiento gratuito 0,3 millones de euros menos.

Debido a la reducción de los permisos solicitados, el impuesto de construcción también recaudó 0,4 millones de euros menos de lo previsto.

Los gastos ordinarios de 2021, por el contrario, fueron 10,7 millones de euros inferiores a lo previsto: 1,3 millones de euros en personal, seis gastos de funcionamiento, 2,4 en subvenciones y una carga financiera.

Además, la Consejería de Hacienda ha señalado que los nuevos préstamos concedidos por el consistorio por importe de 13 millones de euros “no son necesarios, ya que se abonan con otros ingresos ordinarios, en particular los del fondo de financiación municipal Foral”.

Sin embargo, el El Ayuntamiento ha dotado una reserva de recursos de 19,9 millones de euros por si no puede cobrar los ingresos generados. “De esta manera, no se crearán desajustes en las cuentas de 2022 y los proveedores del municipio podrán cobrar sus facturas en un plazo promedio de entre 30 y 40 días. En 2021, el índice de plazo medio de pago a proveedores fue de 44 días”, explicó el consistorio.

Por otro lado, Orbegozo ha explicado que la liquidación de las cuentas, que no incluyen las de los 14 órganos autónomos del Ayuntamiento, constituye “una deuda municipal muy razonable”. También ha añadido que ha destacado que la deuda pendiente es de 72,8 millones de euros, el 22% de los ingresos ordinarios, muy por debajo del 72% que legalmente pueden alcanzar los ayuntamientos.