Covid, hepatitis infantil, viruela del simio… ¿qué sigue?

Mucha psicosis ha provocado la confirmación de un primer caso de viruela del simio en México. Aunque, según muchos expertos, esta enfermedad está lejos de ser una pandemia, no debe minimizarse.

El problema de México al confirmar un primer caso es que quien dio a conocer esa noticia fue el subsecretario de Estado de Salud del gobierno federal, Hugo López Gatell, a quien los mexicanos recuerdan por haber tenido la pandemia del brote de Covid-19 siempre han “minimizado” el uso de mascarillas. o cubrebocas, ya conocemos el resto de la historia.

Ya son más de 160 casos de esta enfermedad en el mundo, con presencia en 4 continentes, y luego está el de la hepatitis infantil, cuya causa se desconoce, y el aumento de casos de Covid-19 en algunos estados de el país. especialmente en la Ciudad de México.

Por supuesto, no soy un experto en salud, por lo que es importante concentrarse en transmitir los mensajes de la agencia de salud a las personas. Ya dijimos que exhibir un primer caso de viruela, Hugo López Gatell, es algo preocupante, como lo es el hecho de que ninguna agencia de salud pública haya emitido recomendaciones básicas para humanos. El gobierno federal sigue enfrentando serios problemas en la comunicación pública, pues la proliferación de medidas sanitarias no es necesariamente alarmante, como suponen.

¿Por qué es importante abordar estos hechos comunicativamente? Recordemos que la prevención a través de la comunicación puede mitigar las consecuencias, logrando así que nuestros médicos y todos los trabajadores de la salud también puedan contener el problema. Un estudio realizado en Estados Unidos muestra que el 50% de los médicos están sumamente agotados después de luchar contra el Covid-19 y el 25% de los médicos residentes están deprimidos, ¿te imaginas cómo nos sentimos los mexicanos? 500 médicos cubanos tampoco resolverán el problema y mucho menos las 13 000 vacantes anunciadas por el gobierno, pues eso implicará también nuevas vacunas y la demanda de medicamentos.

Estamos ante un escenario en el que la economía sigue triunfando sobre la salud, luego será al revés, ojalá no sea demasiado tarde (otra vez). Existe una necesidad urgente de que el gobierno federal, los gobiernos estatales y, a su vez, las autoridades locales establezcan un plan de medios que ayude a prevenir, en lugar de contener, un problema de salud pública en caso de que la experiencia de Covid-19 nos deje, a pesar de todo, una buena experiencia para nuevos retos.

Germán Zepeda